Pasen, aquí todo vale

foto produccion. (2) PR08_GLASS_130213_MARINA VILLA ESPLÁ

Veracidad, actualidad, novedad, periodicidad e interés público así se resume la palabra: Periodismo. Estos son los adjetivos que definen a la prensa, en el momento que uno se incumple se cae en la mentira y en la falsa información. Un periodista debidamente formado conoce cuales son las pautas que debe seguir para no perder el camino de la comunicación, ya que esto permite transmitir una noticia real con fuentes verídicas y fiables.

pel-000382.

Portada de la película “El precio de la verdad”

Multitud de periódicos han sido noticia por la publicación de informaciones que no se ajustan a la realidad. Un ejemplo de ello lo observamos en la película “El precio de la verdad” del año 2003, dirigida por Billy Ray e interpretada por Hayden Christensen. La trama trata sobre el periodista Stephen Glass cuando comenzó a trabajar en “The New Republic” (TNR) como asistente de la redacción en 1995, sus textos le hicieron avanzar y destacar por encima de otros compañeros con tan solo 23 años de edad. Además colaboró en otras revistas de gran prestigio como “Rolling Stone” o “Harper’s” mientras trabaja a jornada completa en “TNR”.

La vida profesional de Glass se truncó en el momento que se descubrió lo que había detrás de cada artículo publicado. La mentira, la invención de fuentes y la creación de una realidad de ficción eran los rasgos que caracterizaban cada trabajo que el periodista sacaba a la luz, incluso sus textos pasaban desapercibidos por los supervisores de “TNR”. Stephen Glass fue despedido, después de varios intentos para que no lo delataran, cuando se destapó lo que ocultaban sus palabras. La revista “Forbes” y el periodista Adam Penemberg fueron los que investigaron el artículo de Stephen Glass: “Hack Heaven”y descubrieron la trama de falsedades que Glass utilizaba, finalmente se descubrió que casi 30 artículos de los 41 publicados eran inventados. Este artículo dejaba entrever afirmaciones y fuentes no muy fiables, pues este texto trataba sobre un supuesto chico hacker de quince años que había sido contratado por una compañía importante para controlar la seguridad de la empresa, pero Glass fue más allá y escenificó una situación en la que no aparecía la realidad por ninguna parte.

Tras los estudios de los filtros y las investigaciones llevadas a cabo por Adam Penemberg se consiguió desvelar la situación de un periodista, que traficaba con la información y se la inventaba según el escenario que requería. La película muestra a dos tipos de periodistas, el primero, como Stephen Glass un periodista con ansia de triunfar a costa de todo lo que esté en su mano, y, por el contrario un periodista como Adam Penemberg, respetuoso hacia la profesión que ejercía que le conllevó a una reputación digna por el trabajo realizado en su condición como periodista.

Pero: ¿Hasta dónde puede llegar la mentira?, ¿Qué quiere conseguir un periodista que escribe sobre la falsedad?, ¿El medio pierde valor por artículos inventados?… Los periodistas estudian para serlo y se forman conociendo de cerca la profesión. Un periodista valora y respeta la labor, es un mundo en el que no abarcan personas que no quieran transmitir lo que sus ojos ven o lo que conocen de forma certera. En todas las profesiones hay personas como Glass, y, afortunadamente como Penemberg con principios por su trabajo.

Stephen Glass  no ha sido el único escándalo en el mundo del periodismo por informaciones no reales, otro caso muy sonado ha sido el del artículo “El mundo de Jimmy” de Janet Cooke. El periodismo es comunicar y transmitir, no cabe la posibilidad de crear una ficción, una invención, para eso hay otras profesiones que se ajustan más que el ámbito de la comunicación. El buen periodismo es saber, ante todo, lo que no se debe hacer, en ese momento una persona está preparada para establecer una conexión totalmente informativa, ya sea un lector, oyente o usuario. Cierto es, que en todas los sectores hay personas que honran la profesión y otros que la desvalúan hasta el punto de volver a empezar. De tal manera que, los periodistas tienen que luchar por una información real, una información limpia de mentiras y de informaciones no veraces, sea en medios impresos o digitales, para que la sociedad conozca con rigor lo que está pasando a su alrededor.

Las cinco conclusiones críticas son las siguientes:

1. La mejor herramienta con la que trabaja una periodista es: la credibilidad. En el momento que la pierde ese periodista está condenado al fracaso y a no ejercer más la profesión de la comunicación durante muchos años. Por lo que no se pueden publicar cosas por ser el primero o por dar la exclusiva, si no, se trata de comunicar de forma fiable eso significa que desde la primera palabra hasta la última, tienen que estar corroboradas y confirmadas.

2. El medio de comunicación que permite que un texto falso salga publicado y llegue a los ojos de los lectores, pierde fiabilidad y pierde respeto ante el mundo de la profesión. Pues, cada periódico tiene a unas personas asignadas para que los textos estén revisados antes de cada número, si se publican como en el caso de Glass 27 artículos no reales: ¿Cuál es el prestigio que le queda a ese medio de comunicación?.

3. Las fuentes de un periodista es algo esencial para crear un artículo sobre cualquier tema. El periodista debe de moverse y buscar a una persona fiable para que aporte datos sobre el asunto a tratar, de esa manera el artículo estará rico en contenidos y en testimonios reales para que los lectores tengan una información cuasi completa y verídica.

4. Adam Penemberg ha sido un profesional ejemplar. Un periodista tiene que tener  principios y pasión por lo que hace. Además, un comunicador tiene que ser un ejemplo para la sociedad porque busca la verdad ante todos los obstáculos que se le vayan poniendo por el camino.

5. ¿Qué es el Periodismo? El periodismo se conoce como el arte de comunicar, de informar y de contar noticias, eventos, acontecimientos, de forma real y fiable. No cabe en esta profesión una persona que no respete a la comunicación, porque en el momento que se está inventando una fuente o un dato es ficción, y esto, no es Periodismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s